Plancha de pelo ¿Qué es?

La primera cosa que hay que tener claro para saber qué plancha de pelo adquirir es que existen diferentes géneros de pelo, y por consiguiente habrá que elegir la que mejor se adecue a nuestro género de cabello. Cada vez salen al mercado planchas de pelo diseñadas con mejor tecnología que nada deben ver con las planchas metálicas que se utilizaban hace unos años y que quemaban el pelo, aun en los años 60 era de extrañar que las mujeres se planchasen el cabello, literalmente, ¡con la plancha de la ropa y sobre el planchero! En nuestros días podemos localizar multitud de variaciones y modelos, y las principales marcas no cejan en su sacrificio por progresar el producto, desarrollando alisadores cuya tecnología protege más el pelo al unísono que dejan moldearlo de forma más eficiente y cómoda.

Esta guía pretende asistirte con la elección de tu plancha alisadora intentando dar respuesta a las preguntas más frecuentes que brotan en el momento de buscar la plancha de pelo que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué tipos de plancha existen?

Placas de cerámica:
La porcelana se identifica por ser un material no metálico, inorgánico, capaz de repartir el calor uniformemente por toda su superficie. Son la opción más habitual en planchas del pelo, aparte de ser la opción más asequible. Es este punto hay que distinguir entre las placas que son totalmente cerámicas de las que son de aluminio recubierto de capas de porcelana, siendo estas últimas las más asequibles. El número de capas determinará su longevidad y eficiencia, en tanto que este revestimiento se puede estropear y romper con el tiempo, dejando al descubierto el metal, que puede ocasionar más daño al cabello, fricción y exposición a los iones positivos. Y por otro lado podemos localizar las placas de porcelana cien por ciento , las que, aparte de ser bastante más caras, son más débiles y hay que tener más cuidado. Sin embargo, al no ser un revestimiento tienen una durabilidad considerablemente mayor y emiten una mayor carga de iones negativos y calor infrarrojo, que ayudan a proteger el pelo.

Placas de titanio:
El titanio es un material de menor densidad y muy brillante. Ofrece una gran estabilidad a las altas temperaturas, garantizando un reparto homogéneo del calor en toda su superficie. Es en consecuencia un material ideal para domesticar pelos muy rizados o bien gruesos, (cuidado, cuando estemos alisando pelos “indomables” siempre hay que tener la precaución de no exponer al pelo a demasiada temperatura a lo largo de bastante tiempo, y utilizar aerosoles protectores del calor). En comparación con la porcelana, el titanio ofrece más durabilidad, alcanza la temperatura más veloz siendo más conductor y emite mayor carga de iones negativos y más calor infrarrojo, por lo que se resguarda más la cutícula (la capa externa del pelo). En nuestra opinión, las placas de titanio ofrecen generalmente un resultado superior.

¿De qué manera afecta al pelo el empleo usual de planchas para el pelo?

La plancha para alisar el pelo es uno de los aparatos que pone en riesgo la salud pilífero. Tiene un gran potencial a nivel estético mas implica un peligro para el pelo debido a las elevadas temperaturas a las que lo somete. El abuso o bien mal empleo de la plancha y otros elementos para el cabello podrían apresurar su caída, volviéndolo quebradizo o provocando sequedad pilífero.

 

 

Post Comment